Historia del Municipio de San Andrés de Sajcabajá
Existe mucha coincidencia etimológica que el nombre Sajcabajá proviene de varias versiones entre las que se pueden citar: "Sajcabajá" o "Saccaba", de sac = blanco y caba=sacrificio y ha o já=agua o río y que significa "casa blanca de sacrificio a orilla del río". Una segunda deriva de "zac-kabajá", que viene de já=casa y caba=sacrificio y zac=blanco, que significa casa blanca del sacrificio, ambos vocablos de origen K'iche y según fuentes de la Academia de Lenguas Mayas ALMG, en nombre del lugar es Saqkab´ ja, que significa casa asentada sobre arena blanca.
Conforme datos históricos, el municipio formaba parte de la Confederación  Quiché y era conocido como Zaccahbahá y cuyos habitantes se dedicaban al culto del Dios Tzutujá.
De acuerdo con el cronista Fray Antonio de Remesal, alrededor del año 1552, se llevó a cabo la reducción y congregación en los pueblos de los indígenas que vivían dispersos, la que estuvo a cargo de los misioneros instalados en el convento de Sacapulas, en cumplimiento de instrucciones emanadas a la real audiencia de Guatemala y que el pueblo que más habitantes se logró reunir fue en San Andrés Sajcabajá. Pero según estudios recientes (Jean Piel 1989) la reducción de los aborígenes en San Andrés se llevó a cabo hasta en 1580.
Durante la época colonial, San Andrés Sajcabajá era una escala (situada entre Sacapulas y Joyabaj) del camino real que comunica la capital de Guatemala (Santiago) con Chiapas.
El municipio de San Andrés Sajcabajá se encuentra ubicado en la parte central del departamento de Quiché, dista a 40  kilómetros de la cabecera departamental y 202 kilómetros de la ciudad capital. Limita al norte con los municipios de Cunén y
San Miguel Uspantán, al sur con los municipios de Chinique, Zacualpa y Chiché, al este con Canillá y al oeste con los municipios San Bartolomé Jocotenango, San Pedro Jocopilas y Sacapulas. Fue elevada a la categoría de municipio en el año 1,892. Este centro poblado se fundó por la emigración de las personas de otros lugares, como Zacualpa, Chinique estas personas llegaron a poblar este municipio en busca de mejores condiciones para la producción.
Las investigaciones recientes registran un poblado y 62 comunidades rurales. Actualmente, para mejorar la administración del municipio se ha divido en diez microrregiones, las cuales se ubican a las comunidades según su área geográfica.
Espiritualidad y centros ceremoniales

Fiestas
La fiesta titular del municipio se celebra todos los años en honor al patrono San Andrés, llevándose a cabo del 26 al 30 de noviembre, la celebración de la semana santa en este municipio es bastante visitada por los actos tradicionales de penitencia que realizan los famosos gateadores.
El uno de noviembre (Día de los Santos) los pobladores visitan el cementerio, quienes llevan comida y bebidas alcohólicas, el 30 de noviembre se tiene la presentación de sacrificio de los machines que se desplazan de la iglesia católica, hacia el parque central, a través de cables y se realiza el baile de la conquista en el atrio de la iglesia, el 28 de noviembre el convite masculino, el 29 de noviembre el convite femenino y el 30 de noviembre el convite tradicional de mujeres y hombres.
Aspectos deportivos y recreativos
En aspectos recreativos, existen campos de fútbol en 16 centros poblados. En las afueras de la cabecera departamental, hay dos campos de fútbol y canchas de básquet en cuatro centros poblados, en su mayoría corresponden a canchas de escuelas. Se cuenta con canchas polideportivas, éste tipo  de canchas son las más empleadas en las escuelas, debido a su tamaño y múltiples usos. En el parque de la cabecera departamental también hay una cancha de este tipo.
En el municipio se realizan torneos en distintas disciplinas y categoría deportivas, en celebración de la fiesta patronal que se lleva a cabo del 22 al 30 de noviembre de cada año, en las que participan los diferentes establecimientos educativos de cada comunidad que integra el municipio; la cancha de baloncesto está ubicada frente a la municipalidad y la cancha de futbol, está ubicada rumbo a las piscinas del Ticón. En el área rural solo se cuenta con una cancha formal de futbol en el caserío Lilillá I y canchas improvisadas en los diferentes centros poblados.